lunes, 6 de mayo de 2013

San Marcelino Champagnat

San Marcelino y los niños
Marcelino, fuiste padre, fuiste hermano, fuiste amigo y compañero.
Enséñanos a amar como vos amaste, como Jesús, al modo de María.
Que no perdamos de nuestras miradas a los niños y los jóvenes, a quienes quisiste exaltar.
Que ellos sean ejemplo de nuestras vidas, para mayor gloria de Dios, que nos ama por los siglos de los siglos.
Amén.

Matías.

1 comentario:

  1. Que su presencia sea presente en todos los que le amamos y conocemos, gracias Padre Champagnat por tu entrega, tu tenacidad y tu gran amor a Jesús y a María.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.
Matías.